Tu talento define
tu gestión

 

 

estrategias de gestion

La estrategia de gestión

es imprescindible

¿No es una repetición poner estrategia y gestión en la misma frase? No. Hay múltiples diferencias. La estrategia es tanto la visión como el plan para realizarla. La gestión es la ejecución del plan. Por tanto, no puede haber gestión eficaz si no hay definida una estrategia.

Ya hemos comentado que cualquier empresa necesita una estrategia. Primero hay un objetivo, luego un plan. Por último, se necesita acción. Si el objetivo está desenfocado, la estrategia, aunque eficaz, nos acabará llevando al sitio equivocado. Si hay un objetivo claro, pero el plan para conseguirlo es desacertado, difícilmente se conseguirá. No obstante, con una visión correcta y bien enfocada y una estrategia magistral, también se puede fracasar.

Para cerrar el círculo se necesita una gestión impecable. El resultado depende del término correcto que alinea los tres elementos: la gestión estratégica

¿Qué tal se te da la gestión? Esto no significa ser una persona ordenada. Implica ser ejecutor, tomar decisiones. Implica ser determinado y cierta velocidad de maniobra. Hay perfiles de gerencia que permanecen atascados en el constante análisis. Por el contrario, los excesivamente explosivos tienen que corregir constantemente el rumbo.

Definirte te ayudará a saber cómo equilibrarte.

Cómo aspirar a una

gestión estratégica

Una de mis principales recomendaciones es: rodéate de gente mejor que tú. ¿Y si toda tu empresa eres tú? También es posible. Conviértete en tu mejor versión cada día. Fórmate, aprende, relaciónate. Recuerda salir de la ejecución diaria. Esto sí es importante: la ejecución y la producción son una pequeña parte de la gestión. La otra gran parte es mental, no física.

Una buena gestión tiene mucho de planificación, de visión, de imaginación, de análisis. Normalmente, esto se considera tiempo perdido. Es una de las mejores inversiones que puedes hacer. ¿Produce beneficios económicos? A medio y largo plazo sí. Sé que puedes estar pensando que lo interesante es el corto plazo. Es uno de los errores más comunes y mortíferos de los empresarios. El Titanic, el barco más majestuoso de su época se hundió por no creer necesitar prismáticos. Su arrogancia fue mayor que su previsión.

Si hay otras personas en la empresa, que sean mejores que tú en algo. Nadie es superior a mí, ni yo soy superior a nadie. Sin embargo, reconozco mis carencias. Soy consciente de qué cosas no me gustan y, como es lógico, no se me dan demasiado bien. ¿Qué hacer en esos casos? Rodearse de personas opuestas a mí, que disfrutan haciendo lo que yo detesto. ¿Qué me permite eso? Centrarme en mis talentos y disfrutar sin presión de poner mis virtudes a disposición de la empresa.

La mejor gestión
estratégica de empresas

La mejor estrategia de gestión para tu empresa será la que elijas. No existe una gestión general. Depende de tus talentos. ¿Cuáles son tus puntos fuertes? Poténcialos al máximo. No te preocupen tus puntos más débiles. Seguro que hay quiénes las pueden suplir.

No creo que nadie deba demostrar que es bueno en todo. ¿Por qué, cuando los niños escribían con la mano izquierda, les obligaban a cambiar de mano? Yo me enorgullezco de mis mejores talentos y dedico todo mi tiempo en llevarlos al máximo nivel. Por el contrario, no dedico tiempo ni esfuerzo en mejorar aquellas cosas que ni me gustan ni me motivan. ¿Por qué ser mediocre en varios campos, cuando puedo ser brillante en uno?

Jamás he conseguido que me guste usar una hoja de cálculo, ni analizar datos. Nunca me ha gustado redactar ni presentar informes. ¿Por qué malgastar tiempo obligándonos a hacer cosas que no se nos dan bien? Si tú has identificado algo así en tu caso, ¿cuál es tu mejor campo de gestión? ¿Dónde eres realmente productivo y eficaz?

Elige el campo de la gestión estratégica que mejor se te da y llévalo a la excelencia. Replica ese proceso con todos los demás campos de la empresa, poniendo a la persona idónea a su cargo.

estrategias de gestion de redes sociales
contacta conmigo