Todos tenemos un
hemisferio derecho

 

 

La estrategia creativa
sirve para todo

La creatividad no es algo reservado a los visionarios, a los publicitarios o a los expertos en marketing. Todos somos creativos en potencia. Fuimos creativos cuando éramos niños y la imaginación nos desbordaba. Según nos hicimos mayores, dejamos que los miedos y la desconfianza nos ganasen la partida. Es hora de volver a serlo.

No importa en qué sector estemos. Podemos contar con la estrategia creativa en todos los aspectos de la empresa. Tal vez nuestro interés sea vender más. Tal vez queramos que la empresa nos deje más tiempo libre para nosotros. O quizás nos gustaría mejorar el clima interno de la empresa, o los procesos de gestión. Sea lo que sea, estamos hablando de resultados diferentes. Y para tener resultados diferentes, hay que hacer cosas diferentes. Si queremos hacer cosas diferentes, debemos usar la creatividad.

Para eso, mi plan es cuestionarlo todo. Absolutamente todo. No importa cuántos años llevas haciendo las cosas de determinada manera. Los resultados diferentes están llamando a la puerta de la creatividad. No hablamos de mi creatividad solamente. Hablamos de mi creatividad a tu servicio, y de tu creatividad junto a la mía.

Este tipo de estrategia creativa es sencilla, pero puede ser muy eficaz.

La mejor estrategia creativa para tu negocio

Como siempre debería ser, aquí también eliges tú. Si ya has decidido qué te gustaría que fuese diferente en tu empresa, es hora de ponerse a pensar. En primer lugar, me gustará saber para qué quieres conseguir eso que has decidido. Además, quisiera saber por qué es eso tan importante para ti. Solo sabiendo cuán importante es para ti y cuál es tu objetivo final, podremos ponernos a trabajar en ello.

Trabajar en algo sin un objetivo definido o sin un motivo poderoso, no suele funcionar. Podría funcionar de algún modo, pero no de la mejor manera para ti. Mi objetivo es que la gente se divierta trabajando. La realidad es que rara vez ocurre, así que algo tiene que cambiar. Puede que pienses que tu objetivo no es la diversión como tal. Es posible que tengamos conceptos diferentes de diversión.

No hablamos de hacer locuras en el trabajo, ni de ser poco rigurosos ni improvisados. Hablamos de disfrutar en el entorno en el que pasamos una tercera parte de nuestra vida, si no más. ¿Te gustaría que tú y tu equipo disfrutaseis más en el trabajo? Cuando hablo de disfrute, hablo de más productividad, mejores relaciones, más planificación y mejores resultados económicos. ¿No estarías más tranquilo si esos factores aumentasen en la empresa?

Elige y a trabajar.

Diferentes tipos de estrategias creativas

Cuánto más inspirado te sientas, más ambiciosos podremos ser con la transformación. Cuánto más flexible y adaptable seas, de más registro dispondremos. Las estrategias creativas son como una paleta de colores. Hay infinitas posibilidades, ¿Por qué limitarse y usar una única gama, cuando puedes apostar por todos?

Hay diferentes tipos de estrategias creativas. Unas pueden basarse en la aportación de más valor al cliente. ¿Qué podríamos ofrecer de modo que los clientes se sintieran sorprendidos? Hablamos del modo de entrega, del servicio postventa y de otros pasos del proceso con el cliente. Otras pueden tener que ver especialmente con la imagen de la empresa. Eso también es una aportación de valor. Pueden ser las instalaciones, la imagen personal, la página web, etc. Otras estrategias creativas podrían permitir innovar en el sistema interno de procesos. Por último, podrían tener que ver con la relación entre los integrantes del equipo.

La estrategia creativa es crear, no simplemente reaprovechar o reciclar lo existente. Aunque podría ser jugar con ello y hacer que no se parezca a lo anterior. Sea como sea, esas nuevas diferencias deberán ser atractivas para el cliente. Han de ser tan provechosas para la empresa como divertidas y útiles para quienes las usen.

contacta conmigo