Piensa en grande o
nunca lo serás.

consultoria pequeña empresa

La consultoría estratégica

desde otro ángulo

¿Tenemos claro qué es tener estrategia? Se trata de no andar perdidos. No importa ser grande o pequeño. Un león tiene claro su objetivo. También la hormiga. Eso es la estrategia. Pocas empresas se pueden permitir un departamento exclusivo para la estrategia. ¿Eres el responsable de tu empresa? Enhorabuena, acabas de ser nombrado director estratégico.

¿No es fantástico tener la oportunidad de decidir hacia donde va tu empresa? Lejos de ser una maldición, es un privilegio. ¿Qué te gustaría que pasase en tu empresa? ¿Cómo la imaginas? Ser una pequeña empresa te permite una capacidad de maniobra envidiable.

Piensa por un momento: una gran empresa es como un enorme transatlántico. Tiene una infinidad de servicios, pero su maniobrabilidad es muy limitada. En primer lugar, toda nueva decisión requiere de mucha antelación. En segundo lugar, se necesita mucho tiempo para implementarla. Por último, los efectos y resultados se ven a muy largo plazo.

En una pequeña empresa, sin embargo, la capacidad de decisión es casi inmediata. Se pueden realizar cambios en tiempo real y los resultados no tardan en llegar.

Aprovecha tu tamaño para moverte donde otros no pueden, para hacer cosas que a otros les gustaría.

La consultoría estratégica para empresa

Y si eres una pequeña empresa, ¿por qué contratar una consultoría de negocios? Porque la opinión menos relevante sobre tu empresa es la tuya. Cualquier opinión externa es esa agua que permite crecer a tu negocio. No importa si la opinión es de los clientes, de los proveedores o de un consultor. Quien reciba comentarios como críticas y ataques está condenado. Se ofenderá, se defenderá, se justificará, pero nada cambiará.

Se necesita una visión externa, de ahí la importancia de contar con una consultoría de estrategia. La estrategia la decides tú, y alguien externo la audita. Nadie decide por ti, nadie te va a quitar la empresa. Sigues teniendo la última palabra.

La consultoría en estrategia sirve de apoyo, nada más. Es posible que no te esté siendo fácil definir un objetivo ni hacer planes. Puede que no veas con claridad el futuro. En la pequeña empresa es muy cierto que los árboles no nos dejan ver el bosque. La actividad diaria nos empaña. No existe el medio plazo y mucho menos el largo plazo. Sin visión a largo plazo, la empresa está en manos del caprichoso deseo de los dioses.

Comparte tu visión con alguien.

Consultoría estratégica organizacional

Esto es el triple salto mortal. No porque sea compleja, sino solo por el nombre. Esto debe ser para grandes corporaciones. Como nos gusta hablar de flujos de procesos, lienzos de generación de modelos de negocio y cosas así. Son nombres que molan y que nos permiten cobrar más. Si soy experto en Design Thinking estaré mucho más cotizado. ¿Ves? La especialización es rentable.

Bueno, yo prefiero ser solo consultor creativo, pero es que nací y me crie en un pueblo pequeño. Si traduzco consultoría estratégica organizacional, sería aplicar el plan a los procesos internos. Puede que la empresa seas solo tú, pero eso no quiere decir que no tengamos un plan. Eso no significa no definir tareas. ¿Sientes que no llegas a todo? ¿Te gustaría disponer además de tiempo libre? Pues hay que aplicar una estrategia hasta para eso. ¿Cómo vas a organizar las tareas para poder disponer de tiempo? Una empresa requiere múltiples tareas. ¿Te sientes un hombre o mujer orquesta? Aun así, puedes disfrutar al tocar todos los instrumentos a la vez. Solo tiene que haber orden.

Una empresa es una organización. Reflexiona en qué significa esa palabra. No puede haber caos. ¿Te cuesta organizarte? Es probable que necesites ayuda.

Recuerda: si una empresa quiere ser grande, debe empezar a comportarse como si lo fuera.

consultoria estrategica para empresas
contacta conmigo