No todo está
inventado,
ni mucho menos

A qué nos referimos con

asesoría creativa

Cuando hablamos de asesoría creativa, tal vez nos venga a la mente la imagen de marca. Por lo general, un asesor creativo es también aquel que da forma a campañas publicitarias. Recordemos, no obstante, que el marketing no es publicidad. Esta es solo una parte del marketing. El auténtico marketing es entender cómo piensa y qué quiere el cliente. Por ese motivo, un asesor creativo es aquel que mejora la experiencia de nuestro cliente. Por tanto, es alguien que mejora tus ventas desde la aportación de valor.

He visto no pocas empresas con una imagen de marca y/o una página web impresionantes. He visto posicionamientos de privilegio en internet. He conocido productos y servicios de un nivel incontestable. He visto grandes inversiones en campañas publicitarias en redes sociales. Es posible tener todo eso y fracasar.

También se puede triunfar con todo eso, y sin gran parte de todo eso. La clave está en si el centro somos nosotros o lo es el mercado y el cliente. Ahí es donde entra en juego la creatividad empresarial. 

¿Por qué aplicar la creatividad en la empresa y sus procesos? Depende de tus resultados. ¿Estás satisfecho con ellos? Si no es así, y deseas cambiarlos, necesitamos aplicar la creatividad a los pasos anteriores.

Cómo desarrollar la

creatividad en la empresa

Como hemos visto, la creatividad no es únicamente diseño gráfico, imagen de marca o innovación en producto.

En realidad, a través de la creatividad en la empresa podríamos disfrutar de un mejor clima interno. Podríamos usarla para aumentar el volumen de ventas o de recomendación de clientes. Podría estar incluso presente en los procesos internos, lo que nos permitiría disponer de más tiempo libre. La realidad es que es aplicable a cualquier ámbito de la empresa.

No se necesitan técnicas para desarrollar la creatividad. En realidad, solo se necesita tener deseos de cambiar algo, confiar y dejarse llevar. Tiene que ver con volver a usar el hemisferio derecho del cerebro. Es ahí donde residen la imaginación, la innovación, el pensamiento lateral y las emociones, entre otros.

Aunque lo usamos menos de lo que deberíamos, todo empresario adulto tiene un hemisferio derecho. ¿Quién dice que no se pueda aprovechar aún más la creatividad en una empresa, incluso en tema de procesos o sistemas? La mayor ventaja del pensamiento creativo es que es totalmente gratuito.

Se trata de cuestionar todo lo establecido, pensar de maneras alternativas y no descartar ninguna opción. Ni tu empresa ni tu sector son o tienen que ser de ninguna manera.

Pon un asesor
creativo en tu vida

Considero sinceramente que soy un nuevo tipo de asesor. Si digo que soy capaz de crear nuevos modelos de negocio, tenía que dar ejemplo. No creo en eso de que en casa del herrero se usen cuchillos de palo. Creo, por el contrario, que los herreros deberían disponer de los mejores cuchillos.

Mi propuesta era arriesgada, combinando la seriedad de un asesor de empresa con la locura y frescura de un creativo. He usado lo mejor de cada uno. ¿Te atreverías a apostar por lo que aún no está inventado, si tuvieras la certeza de un plan y una estrategia?

Los asesores minimizan el riesgo aplicando prácticamente las mismas estrategias a todos, con pocas variaciones. Obviamente, sus resultados son demasiado predecibles. Los creativos, por el contrario, se arriesgan e innovan, pero sus resultados suelen ser impredecibles. Muchas empresas aborrecen ser predecibles, pero aún más temen a la incertidumbre y a las apuestas suicidas.

La buena noticia es que nuestros competidores también sienten ese mismo miedo, por eso apenas innovan.

Pero ¿y si hubiera una manera de introducir innovaciones sin miedo a perder el rumbo? ¿Y si esos cambios no tuviesen apenas coste? Ese es el mejor uso que podemos dar a la creatividad.

asesoramiento publicitario
contacta conmigo